En España hay mucha diversidad de climas.

El clima oceánico ocupa el norte de la Península; se extiende por la mayor parte de Galicia, Asturias, Cantabria y el país Vasco.
Las temperaturas son suaves durante todo el año aunque son más frescas en invierno que en verano. En este tipo de clima, las precipitaciones son abundandes, sobre todo en invierno.

El clima continental ocupa el centro de la Península y se extiende por la mayor parte de Castilla y León, Navarra, la Rioja, Aragón, Castilla la Mancha, Madrid y Extremadura.
Las temperaturas son extremas, porque no llega la influencia del mar. Las precipitaciones son escasas y en invierno, sobre todo, en la mitad norte donde pueden producirse en forma de nieve.

El clima mediterráneo ocupa la zona sur y el este de la Península, se extiende por la mayor parte de Cataluña y de Andalucia, por toda la Comunidad Valenciana, Región de Murcia, las Baleares, Ceuta y Melilla. Las temperaturas son altas, con inviernos templados y veranos calurosos.

El clima de montaña solo afecta a las cumbres mas altas de los Pirineos (por encima de los 1500 metros) y de la cordillera penibética (por encima de los 2000 metros).
Las temperaturas son muy bajas y frescas en verano. Las precipitaciones son abundantes y, en invierno se encuentran en forma de nieve.

En España el clima subtropical está representado en Canarias, ya que es el propio de casi todo el archipielago canario. Las precipitaciones son escasas. Las temperaturas son altas todo el año gracias a la latitud en la que se produce.



En el mapa se pueden observar como se distribuyen por toda España.

Pulsa sobre actividades para poder hacerlas.

volvera.png
Pulsa en la casita para volver a la página anterior



(Manuel Ronaldo y Sergio)